¿QUÉ ES LA ANEMIA?

La anemia es una disminución de la hemoglobina, en comparación con los valores normales para individuos de la misma edad y género. Corresponde siempre a un síntoma de otra afección subyacente o de malnutrición. El diagnóstico aislado de anemia nunca es un diagnóstico completo. La anemia se define por los niveles reducidos de hemoglobina, comparados con los valores normales en individuos del mismo género y misma edad. La consecuencia principal de la anemia es el abastecimiento insuficiente de oxígeno para el cuerpo. Una anemia grave conduce, por un lado, a un aumento del riesgo de mortalidad para la madre y para el hijo y, por otro, a un desarrollo físico y cognitivo comprometido. Generalmente, afecta también a la situación física y productiva de los adultos.Generalmente, la anemia se identifica por la existencia de resultados fuera del intervalo normal en análisis de laboratorios. Sólo un porcentaje pequeño de pacientes presenta anemia ya en estado avanzado, acompañada de signos y síntomas, lo que torna extremadamente difícil determinar con exactitud la prevalencia real del padecimiento; la causa más común es la falta de hierro. Una alimentación pobre en hierro es un factor importante para el desarrollo de anemia. Es crucial que el médico de familia detecte la anemia precozmente y que identifique a los pacientes en riesgo de deficiencia nutricional y hemorragia. Los niveles bajos de hemoglobina son indicadores de anemia, de modo que los resultados de este parámetro sirven como medio de rastreo para el diagnóstico, evaluación de la evolución y tratamiento de la afección.

Tipos de Anemia

Anemia ferropénica
Es el tipo más común y se produce como consecuencia de la carencia de hierro en el organismo.
Anemia por deficiencia de ácido fólico o megaloblástica

Si la alimentación no aporta la cantidad suficiente de este nutriente, los glóbulos rojos a aumentan su tamaño de forma anormal.

Anemia hemolítica

En este caso es el propio sistema inmunitario el que destruye los glóbulos rojos.

Anemia por déficit de vitamina B12

Esta vitamina desempeña un papel importante en la producción de glóbulos rojos.

Anemias causadas por enfermedades crónicas

 Ciertas enfermedades de origen inflamatorio, trastornos del sistema inmunitario, infecciones crónicas, cirrosis, o cáncer pueden afectar negativamente a la producción de glóbulos rojos.

Anemia aplásica idiopática

No se conoce la causa, pero sí que ese dañan las células madres que se encargan de la producción de las células sanguíneas en la médula ósea.

Anemia perniciosa

La causa el hecho de que el estómago no produce en cantidad suficiente la proteína que favorece la absorción de la vitamina B12.

Anemia drepanocítica

Es hereditaria y se caracteriza por la alteración de la hemoglobina al cambiar la forma de los glóbulos rojos, lo que reduce la cantidad de oxígeno que estos son capaces de transportar hasta los tejidos.

Talasemia

Puede ser hereditaria. Se produce a consecuencia de un defecto en los genes que controlan la producción de los dos componentes de la hemoglobina, las globinas alfa y beta.

Instituciones que colaboran con nuestro proyecto